De CRASH a COACH. Enfrentando el mundo VUCA.

Actualizado: 23 de dic de 2019



En esta tercera dimensión en que vivimos, siempre está presente la dualidad, los opuestos, los contrarios. A veces eso nos complica, otra nos brinda oportunidades. Por lo tanto, en el lado contrario del Estado de CRASH (Contraction-contracción, Reaction-reacción, Analysis Paralysis-parálisis por análisis, Separation-separación, Hurt and hatred-dolor y odio), podemos encontrar y generar un estado totalmente distinto, donde haya abundancia de recursos y uno se sienta conectado y formando parte de un todo mucho mayor y mejor.


Es lo que la PNL denomina Estado de COACH. Uno logra estar en situación de paz y tranquilidad interior, y de manera muy adecuada, para enfrentar todo tipo de situaciones y poder tomar decisiones. En esta conexión uno está más vinculado con nuestra alma.


En este estado, el cuerpo está relajado y atento, al mismo tiempo. La mente está abierta al campo, a lo que el medio pueda regalarnos. La respiración se torna profunda y pausada. La capacidad de observación aumenta, al igual que la capacidad de escuchar, comprender y contener.


COACH es la sigla que se utiliza para representar este estado pleno de recursos, y cada letra significa lo siguiente:


Center- centrado.

Open- abierto al campo.

Awakenes - estar consciente, despierto.

Connected- conectado (primero a uno mismo, segundo al campo, tercero al objetivo).

Hold - sostener y contener.


Para entrar en este estado de COACH, se realiza sentidamente cada uno de los pasos representado por cada letra de la palabra COACH.


Centrado. Es un estado de equilibrio y paz interior, donde uno se siente posado, arraigado a la tierra y en armonía. Surge la respiración profunda, que nos ayuda a calmar la agitación, el estrés y la ansiedad. Permite experimentar un estado calmo y de serenidad. Conectamos mucho mejor con nosotros mismos y con nuestras capacidades vitales. En este estado equilibramos múltiples procesos internos y proporcionamos un manejo adecuado a muchas de esas emociones “negativas” que experimentamos en nuestro día a día. Es la respiración diafragmática, donde cogemos aire en profundidad, dejando que entre por la nariz y llene completamente los pulmones, al elevar la parte baja de nuestro abdomen.


Abiertos. Estar abierto significa estar receptivo a lo que la vida ofrece, estar receptivo a lo que se presente, en amplitud, sin juicio, en aceptación. Desde una perspectiva física es sentir la apertura del tórax y del pecho. Desde una mirada más trascendente, es abrir el corazón, en apertura al campo y a lo que podemos recibir de ese campo.


Despiertos. Consiste en dos movimientos internos. Por un lado, es permitir que el aspecto más racional esté atento a lo que acontece, pero en armonía con el estado interno que se genera. La mente consciente está participando de manera activa - pasiva al mismo tiempo. Está presente pero atenta, sin una intervención protagónica como lo hace durante el día. Un segundo movimiento dice relación con entrar en un estado de conciencia más elevado que el que tenemos en lo cotidiano, producido principalmente por una apertura y conexión a un campo superior. Nuestra mente cognitiva no pone resistencias ni frenos a lo que podamos recibir y percibir, está al servicio, de manera inteligente a nuestra sabiduría interior


Conectado. Es un estado interno de conexión con uno mismo, tomando contacto con aquella parte interna asociada al ser. Como conectarse con lo mejor de uno mismo. Al mismo tiempo, experimentas una conexión a un campo mayor, el campo que te rodea y al que está más allá aún. Es posible conectar en sentido de cruz. En la horizontal te conectas con todo y con todos. A nivel vertical, te conectas con el centro de la tierra y con la divinidad, de esa manera pasas a ser un canal energético que transmuta luz y energía.


Sostener y contener. El estado adquirido a través de los pasos anteriores, que, al hacerlo en profundidad e introspección, permite generar una condición de sostenedor y así desarrollar la capacidad de contener y sostener todo lo que venga. Se realiza desde un estado de paz, acogida y lo que se puede denominar, estado de amor. Uno está firme y sólido para sostener lo más difícil, sin perder el centro y el resto de las calidades generadas.


El estado de COACH significa asociarse a un espacio interno pleno de recursos. Nos invita a tomar contacto con aquellos espacios más profundos nuestros, en vinculación con el alma y estando en óptimas condiciones para desarrollar un actuar conectado y concreto al mismo tiempo. En este estado de recursos es posible hacer frente a las situaciones más difíciles, a las decisiones más complejas, augurando tener una solución y resultado de éxito.


* Otros contenidos que te puede interesar:

- CHILE; Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo.

- Miedo, inseguridad y angustia. ¿Qué es lo que nos pasa?

- Del VUCA al CRASH.

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo